Spread the love

Como todos los años, de repente, llega el tan temido y deseado cambio de armarios. Sacamos nuestras prendas del año anterior, y aunque en la mayoría de casos los mayores no necesitamos más ropa, es difícil resistirse al encanto de las nuevas tendencias. Además hay que llenar los cajones de nuestros hijos, que han crecido de una temporada a otra y todo es prácticamente nuevo.

Y ya que nos disponemos a esa renovación es el momento de pararse a pensar qué opciones tenemos para llenar nuestras bolsas y que impacto tienen nuestros gestos.

Se considera que la industria textil es la segunda más contaminante y cambiar el modelo de consumo y producción es acuciante. Uno de los problemas reside en el uso intensivo de materias primas tales como el poliéster, presente en el 60% de las prendas del mercado y que implica el empleo de cerca de 70 millones de barriles de petróleo anuales o el algodón transgénico que en plantaciones intensivas usa cantidades ingentes de pesticidas que agotan el suelo, contaminan las aguas y matan cualquier fauna o flora que lo rodea.

Las soluciones para poner coto a la contaminación que supone el actual modelo de consumo pasan por la reutilización del material desechado y el control de la producción. Hacia ello (aunque la controversia de la velocidad con el que se aplica está servida) viran las políticas de la mayoría de las grandes cadenas.

Aquí tienes una pequeña relación de imperios textiles que se van acercando a una producción más eco-sostenible y en los que conociendo sus apuestas es posible elegir y contribuir al tan necesitado cambio.

etiqueta y proceso
Inditex

Inditex: El gigante de la moda española lleva 4 años etiquetando como “JOIN LIFE” la ropa que se produce de acuerdo a un plan de consumo responsable de agua y con materiales sostenibles

H&M: su ropa más respestuosa con el medioambiente va etiquetada como “CONSCIOUS”. Bajo el lema LET’S…. lanzan toda una linea fabricada con algodón orgánico y/o fibras sacadas de largos procesos de investigación como “pieles” veganas provinientes de los sobrantes del vino.

PRIMARK: se ha comprometido con una iniciativa diseñada por expertos medioambientales llamada “El Plan de acción para las prendas sostenibles” (SCAP). Acorde con ello la cadena ha sido la primera en obtener la certificación vegana expedida por TÜV Rheinland Group para su ropa, zapatos y bolsos.

Carrefour

Carrefour: La cadena lanza una colección elaborada con algodón 100% bio y para la que trabaja con más de 4.500 pequeños productores de esta fibra natural de la India. la compañía colabora con la organización Cotton Connect y los equipos de la empresa de distribución en la India que vela por que en el cultivo de esta fibra vegetal no se utilicen productos químicos, se emplea compost natural como fertilizante y semillas sin transgénicos.

C&A
C&A: promete como meta que todo el algodón que utilice en su producción textil sea 100% orgánico y etiqueta su ropa con #wear the change.


Spread the love