Spread the love

¿Tú también has descubierto en estos últimos meses en casa las sesiones on-line de deporte? ¿Y las maravillosas sensaciones de salir a andar, correr o montar en bicicleta? Pero si ya ibas al gimnasio seguro que también lo has echado de menos….Y es que somos muchos los que nos hemos preguntado que es mejor, ¿hacer ejercicio en casa o en el gimnasio?

Porque ambas opciones tienen puntos a favor y en contra pero las dos coinciden en que buscan el mismo objetivo: organizarnos para practicar un deporte moderado y que nos ayude a huir de la vida sedentaria y mueva nuestros músculos para que no se queden inertes y atrofiados después de horas sentados delante de las pantallas que ocupan gran parte de nuestro tiempo laboral y/o de ocio.

Si tienes claro que el objetivo es introducir el movimiento y el trabajo corporal en tu vida ahora queda seguir encontrando cual es espacio que mejor se adapta a ti para continuar practicándolo.

El incorporar el deporte desde casa es la opción más cómoda, más económica y con mayor flexibilidad horaria. Así que a priori no tendríamos que tener excusa para no seguir ejercitando tanto la parte cardio como la muscular para intentar mantenernos más sanos.

Pero curiosamente, por las mismas razones, hacer deporte en casa es la opción que tiene mayor peligro de fracaso. En parte porque no nos sentimos obligados ni culpables de haber pagado y no hacerlo y porque es muy fácil dejarlo para luego y convertirlo en la última actividad de nuestra lista de ocupaciones para la que nunca encontraremos tiempo.

Si decides seguir con el fitness en casa lo mejor es respetar unas rutinas y dedicarle la misma atención que si estuvieses en el gimnasio. Busca ropa cómoda y específica y bloquea tiempo y espacio para dedicarlo a la actividad física. Vas a poder practicar deporte a la hora que quieras y te vas a ahorrar un dinero pero vas a perder la supervisión que te ofrece el entrenador, la oferta de material especializado en la que invierten los centros deportivos, la motivación del grupo y el poder practicar las últimas tendencias deportivas que primero suelen asentarse en los gimnasios y luego se popularizan.

Entonces ¿dónde es mejor hacer ejercicio, en casa o en el gimnasio?

No parece que un lugar mejor tenga que ser mejor que otro, pero sí que cada uno nos puede ofertar cosas distintas así que ¿por qué no combinar ambos y quedarnos con las ventajas de cada uno? O empieza por uno o por el otro y busca aquel en el que mejor funciones.

Elijas la opción que elijas, intenta combinar ejercicios de tonificación con ejercicios aeróbicos. Incorpora rutinas a tu vida diaria que te hagan más activo como por ejemplo subir por las escaleras y no por el ascensor o no coger el coche para desplazamientos cortos e ir andando o en bicicleta. Son pequeños gestos, pero todo movimiento ayuda a seguir en movimiento.

Puedes trabajar ejercicios de musculatura bien sea en la sala de fitness del gimnasio con las máquinas específicas o con las clases dirigidas de GAP, TRX o desde casa utilizando poco o nada de material para tonificar el cuerpo utilizando nuestro propio peso.

Los ejercicios de cardio están más supeditados al espacio de la casa de cada uno, aunque hay muy buenas opciones en los canales deportivos online que combinan musculación con un poco de cardio y para mantenerse están genial.

Si buscas ejercicios con más movimiento y no quieres molestar a los vecinos con los saltos o no dispones de un espacio donde meter la cinta o la bicicleta estática la mejor opción es o salir a disfrutar del aire libre y correr, montar en bici o planificar rutas de fin de semana que nos permitan andar lo suficiente.
La otra opción es ir gimnasio a las clases de ciclo indoor, body combat, zumba, aerobic o utilizar las máquinas de cardio de la sala (cinta, bicicleta estática, elíptica….)


Spread the love