Spread the love

Los plásticos están presentes en la vida cotidiana y la comodidad de su uso hace que sea difícil eliminarlos.
A la hora de guardar los alimentos, cuando llegamos de la compra, cuando nos sobra algo de comida, cuando preparamos platos para llevar, se generan una cantidad de plásticos deshechables que puede estar en nuestra mano reducir. Afortunadamente existen alternativas, que aunque no están extendidas en los centros de compra mayoritarios, son accesibles en tiendas especializadas o a través del comercio on-line.

Estas propuestas son pequeños pasos que ayudan a reducir la huella ecológica.

“CADA MINUTO UN CAMIÓN LLENO DE PLÁSTICOS SE VIERTE EN NUESTROS OCÉANOS”

PARA ENVOLVER:

Bee’s Wrap® ofrece productos como alternativa a los envoltorios plásticos fabricaos de algodón orgánico tratado con cera de abejas, aceite de jojoba orgánico y resina de árbol que son lavables, reutilizables y compostables.
Sirven como sustituto del papel film y los diversos tamaños y su forma de bolsa permite introducir ingredientes solos o con el recipiento (platos, fuentes). Hay varias opciones de formato, incluido el del rollo continuo para cortar a medida.

PARA CONSERVAR:

la mejor manera de que los vegetales se conserven frescos en el frigorífico es envolverlos en algodón un poco humedecido y así se asegura su tersura.Utilizar bolsas de algodón orgánico es la alternativa perfecta. Pruébalas también para almacenar las patatas y las cebollas (separadas para no favorecer la germinación), o para guardar el pan y evitar que se seque demasiado rápido o se enmohezca.

PARA BOCADILLOS Y SANDWICHES:

Si tienes niños en casa seguro que cada día envuelves el almuerzo para que se lo lleven al colegio. Olvídate del papel de alumnio y prueba a envolverlo en papel que absorba el posible exceso de grasa e introducirlo en uno de estos envoltorios.


Spread the love