reciclaje, contenedor orgánico, basura, organic waste,
Spread the love

No hay excusa para no reciclar. Podemos estar de acuerdo en que la responsabilidad no debería recaer mayoritariamente sobre las acciones del consumidor y que las lineas de producción y de reciclaje son fundamentales para cerrar el círculo de un cambio importantísimo en nuestra sociedad, pero cada movimiento cuenta y el nuestro también. Así que cada paso cuenta y yo te voy a hablar de que es lo que podemos hacer individualmente.

¿Qué es lo que reciclas?
Si me contestas que todo, es que estás muy avanzada. Seguro que ya posees de una buena organización en la cocina y estás en la línea de las intentan convencer a sus allegados a que participen del reciclaje. Quizás lo primero que hay que plantearse es quitarse la basura de la vista y para eso que mejor que tener espacios destinados para ello. Por ejemplo, yo tengo un armario de 90 cm, en el que me instalé unos rieles extraibles y donde hay 4 cubos, dos de mayor capacidad para plásticos y cartón, y dos más pequeños para orgánica y basura gris. En un cajón de otro armario de 90, tenemos otro cubo para cristal y dos más pequeños apilados para medicamentos y pilas.
basura, reciclaje, carros extraibles, organización residuos, compostaje

Si eres de las que ya reciclabas cartón, cristal y plástico de una manera asidua y no te supone ningún trabajo andar 100 metros más para buscar los contenedores de colores sólo te falta unirte al reciclaje orgánico ¿Te has animado a usar el de color marrón? Ya está en casi todas las ciudades de nuestro país, aunque me consta que en muchos municipios pequeños aún no han dado el paso.

El contenedor marrón sirve para separar lo orgánico de lo inorgánico y en él se deberían depositar restos de alimentos como pieles de frutas, espinas de pescado, plantas, cascaras de huevo o posos; servilletas y papel de cocina usados; tapones de corcho y pequeñas virutas de serrín o madera.

Yo noto que casi nadie lo utiliza, aquí hay que pedir una tarjeta que lo abre con tu nombre y preguntando a mis vecinos apenas si conocen como se pide el acceso y por tanto lo ven, pero ahí está. Es incómodo porque el Ayuntamiento lo limpia poco y en épocas de calor literalmente el producto orgánico se cuece y es muy desagradable abrirlo. Es curioso cuando menos que haya horario para tirar la basura gris (que si se hiciese bien no tendría deshechos orgánicos) y el contenedor marrón no sólo no tiene horario sino que no pasan a recogerlo todos los días.

Hecha la crítica negativa y como he empezado diciendo, que unos no hagan su parte no significa que nosotros nos disculpemos. Así que si separas, aglutinas el residuo orgánico en bolsas especiales de fécula de patata, por poquito que sea, estarás contribuyendo a una iniciativa que aunque mejorable es buenísima.


Spread the love