huevos pascua, niños, hijos
Spread the love

Hoy hemos pintado los huevos de Pascua. Nos faltaba la alegría de pensar compartirlos con amigos y familia pero los hemos preparado con la misma ilusión de siempre.

Me encanta encargarme de ellos y hacer partícipes a mis hijos de su decoración. La tradicional, hirviéndolas con colorantes de colores y disfrutar de la monocromía; la exprés cuando han venido a casa 20 niños a hacer la búsqueda de huevos en el jardín y le hemos pegado unos plásticos adhesivos que venden en el Tiger o la creativa, participando todos y disfrutando de una mañana de entretenimiento.
Esta vez hemos escogido la última, y con el wasitape y los rotuladores especiales para huevos, el resultado ha sido espectacular.

Lo primero de todo es acordarse de comprar los huevos blancos, yo los encargo en la panadería porque en los supermercados que tengo cerca no los traen.

Luego hay que tener claro el tiempo de ebullición; la yema gris y apelmazada es poco agradable. Yo te recomiendo meterlos primero en el cazo con agua y luego encender el fuego. Dicen que si los pinchas con un alfiler evitas que se rompan, a mi la verdad es que con agua y sal me quedan bien. Desde el momento que empiece a hervir (llegue al punto de ebullición y el agua alcance los 100ºC) cuenta 9 minutos. Sácalos y colócalos debajo del agua fría.

El resto es cuestión de imaginación como puedes ver en la foto.


Spread the love